2 octubre, 2022

Tel 4236601 – Alvear 573 San Salvador de Jujuy – rectoradodelta@gmail.com

N° 07 El talento humano

Les cuento que estoy preparando una serie de Diplomados para ofrecer desde el Instituto.

Una tecnicatura es una carrera de tres años que otorga un título superior de técnico en determinada área del saber, un curso es una capacitación corta, no más de tres meses y otorga un certificado, un diplomado es una especialización académica de nos mas de un año, por lo general de 6 meses, de 80 a 120 horas- destinado a la capacitación, actualización y/o perfeccionamiento en un área temática determinada.

Los diplomados que estamos preparando para su aval institucional son:

– Diplomado en Promoción de la Salud

– Diplomado en Análisis de Riesgo Minero

– Diplomado en Seguridad Informática

– Diplomado en Gestión del Talento Humano

– Diplomado en tecnología educativa

– Diplomado en sistemas de gestión de la calidad

En otra oportunidad hablaremos de cada diplomado, cuando los tengamos listos.

Ahora, buscando información sobre el talento para el Diplomado en Gestión del Talento Humano encontré que es un tema muy interesante y actual porque se dice que el desarrollo de talento cambió el paradigma empresarial, que ahora está centrado en las personas y no sólo en resultados. El talento es un activo de la empresa, se habla de capital humano y lógicamente si se lo aprovecha bien aumenta no solamente la productividad de la empresa sino el nivel personal de los empleados en cuanto a los beneficios y el grado de satisfacción o realización de cada uno.

¿Qué es talento?

Epistemológicamente la palabratalento procede del griego “tálanton”, que definía el platillo de la balanza con la que pesaban los minerales y metales preciosos. Posteriormente fue designada como moneda con el nombre de Talentum en Roma. En el Antiguo Testamento, el talento o talentum equivalía a cerca de 34 kg de plata (el metal). De allí viene el llamar plata al dinero.

También se menciona el talento en la Biblia. En la parábola de los talentos del evangelio de Mateo (25,14-30) nos habla de un hombre que llamó a sus siervos y les dio conforme a sus capacidades a uno cinco talentos de plata, a otro dos talentos y a otro solo un talento. Cada uno gestionó su vida como quería. Los dos primeros pusieron sus talentos en crecimiento: el primero ganó cinco más, el segundo gano dos más y el tercero cavó un hoyo en tierra y lo escondió.

¿Cuál es el significado simbólico de esta parábola?

En la parábola de los talentos Dios entrega sus dones o talentos a los hombres con la obligación de que los desarrollen y espera una respuesta fructífera por parte de cada hombre, y que la inactividad-por miedo, exceso de preocupación o cobardía, pereza o simple omisión consciente- no hace rendir los talentos recibidos

¿Es lo mismo talento que competencia?

Un talento es la capacidad natural que tiene una persona para realizar una determinada actividad o tarea. Por ejemplo: cantar, dibujar o tocar el piano. Todas las personas tienen uno o varios talentos, que son habilidades que les permiten destacarse por sobre los demás en una disciplina o actividad.

El talento es un don con el que nacemos, si somos religiosos podemos pensar que nos da Dios pero yo me inclinaría mas a pensar que viene con nuestros genes, que heredamos el don. Así se dan miembros de una familia que son todos músicos como en el caso de mi amigo Nahuel Storni, director de coro y de orquesta. Su madre y abuela eran directoras de coro, su padre y su hermanos son cantantes de ópera, su abuelo el famoso Nongo storni es director de orquesta.

En cambio la competencia se aprende, se adquiere, se desarrolla. Porque es la capacidad que tiene una persona, para hacer algo, luego de todo un proceso de aprendizaje. La competencia tiene que ver con la necesidad social, laboral. Por eso en una entrevista se recomienda siempre no hablar de uno mismo sino la competencia (capacidad, preparación) que tiene el postulante para insertarse a las necesidades de la empresa.

Existen tres tipos de talentos

– Talento natural. Aquella habilidad o capacidad que todos tenemos de forma natural. …

– Talento potencial. Es aquel sobre el que tenemos la capacidad de trabajar y desarrollarlo. …

– Talento de alto rendimiento. Es el que sitúa a algunas personas por encima de la media, y no suele ser muy habitual por lo general se los llama genios como Messi, Maradona, Gabriela Sabatini en deportes, en música Barenboin, Marta Argerich por su puesto Mozart, Beethoven, Chopin, y tantos otros, en informática Bill Gates, Steve Jobs, Einstein en ciencias, Leonardo Da Vinci (pintor, anatomista, arquitecto, paleontólogo, botánico, científico, escritor, escultor, filósofo, ingeniero, inventor, músico, poeta y urbanista. En literatura, Miguel de Cervantes Saavedra, William Shakespeare, Charles Dickens, nuestro Jorge Luis Borges.

Por último me gustaría distinguir entre desarrollar el talento y gestionar el talento.

En una empresa, tener el personal más talentoso mejorará la calidad en la producción, distribución y entrega de un producto o servicio, y aumentará el nivel de satisfacción por parte de los clientes. Obtener mejores resultados y cumplir con las metas, para lograr un crecimiento rápido e integral de las empresas.

Una compañía moderna, con un buen modelo de gestión, buscará a trabajadores expertos en su área para incorporarlos y una vez contratados crearan las condiciones para que ese talento continúe desarrollándose y se intentará retenerlo el mayor tiempo posible dentro de la organización.

Desarrollar el talento tiene más que ver con nuestra responsabilidad escolar:

En definitiva, el talento no se trabaja desde la aplicación de pequeñas medidas que aíslen al alumno para un trabajo puntual diferenciado del de sus compañeros, sino desde la creación de un ambiente educativo que estimule ese mayor rendimiento, que trabaje para el mérito y el esfuerzo, que promueva el trabajo entre alumnos con intereses y capacidades similares, logrando así una retro-alimentación positiva, y que mantenga un nivel de reto elevada, a cada alumno, según su capacidad.

Se debe convertir el aula en un centro de aprendizaje donde las ideas fluyen libremente, se trabaja la creatividad, las destrezas del pensamiento, la autonomía del alumno, la gestión de las emociones, las habilidades individuales y se refuerza el “yo” interior.

Se conocen las fortalezas de cada alumno y se potencian. Se identifican sus debilidades y se trabajan para un desarrollo más armónico.

Elementos que podemos incorporar en el aula para hacer de ésta un lugar, donde todos los alumnos desarrollen su personalidad y reciban un estímulo acorde a su potencial:

1. Trabajar en proyectos que impliquen investigación para la resolución de problemas reales, partiendo de sus intereses y motivaciones.

2. Trabajar destrezas superiores del pensamiento.

3. Dar oportunidades para el desarrollo del pensamiento creativo.

4. Atender a los distintos estilos de aprendizaje

5. Favorecer la autonomía y la libertad de elección

6. Proponer respuestas múltiples

7. Integrar y potenciar sus intereses

8. Exigencia a nivel de su capacidad, sacarles de su zona de confort

¿te podemos ayudar?